6 señales para descubrir si tu gato es feliz

 In Sin categorizar

Si adoras a tu gato y lo consideras parte de tu familia, seguro que te has preguntado cómo puede hacerle aún más feliz. La realidad es que por mucho que digan de sobre la actitud de los gatos, los hay realmente cariñosos, y existen muchas formas de conocer el estado de ánimo de tu gato, tenga el carácter que tenga. Los felinos son criaturas que expresan sus sentimientos a través de un amplio lenguaje corporal y de todos los ruidos y maullidos que hacen.

Te dejamos las señales más claras que indican que tu felino es feliz a tu lado para que las tengas presentes y puedas ir conociéndole cada día un poco:

Una cola levantada en el aire, con la punta arqueada o agitándose. Si su cola está erguida es una señal de que tu gato es feliz y pasa a un nivel de emoción cuando, con la punta de la cola, hace un pequeño gancho.

Muchas caricias, incluyendo frotarse contra tus piernas o acurrucarse en tu regazo. Si se acerca y se frota con tus piernas con la cabeza mirando hacia arrib, te está saludando y te da la bienvenida para que lo acaricies y le mimes. 

Dejarse mimar, a veces puede ser complicado, y a los gatos les cuesta encontrar el momento, pero si deja que te acerques y está receptivo, aprovecha para hacerle caricias, demuestra que siente en casa, está cómodo y relajado en ese ambiente.

Un apetito saludable, es obvio que si tu gato deja de comer, no es buena señal y le pasa algo poco habitual, lo importante es detectar el qué, prestándole mucha atención y  llevándolo al veterinario. Si a tu gato le gusta su comida y lo ves disfrutando mientras se la come, los dos estaréis contentos.

Tumbarse de espalda con las patas estiradas. Su postura corporal comunica si está contento. Cuando tu gato tenga esta postura significa que está muy bien y se siente seguro y cómodo en ese lugar.

 

Si maulla y ronronea,  los maullidos largos con tonos alegres expresan su felicidad, mientras que si son graves, su descontento o incomodidad. Dependiendo del ronroneo también podemos identificar si está a gusto o en ese momento no le apetecen los mimos.  Por ejemplo, si ronronea mientras lo acaricias, le está encantando, si en cambio, ronronea mientras te estás acercando a él, puede que no esté muy receptivo  y tengas que buscar otro momento.

 

Recent Posts

Leave a Comment

0

Start typing and press Enter to search