La obesidad en nuestras mascotas

 In Bravery, Gatos, Perros, Tenencia responsable

Para saber con seguridad si tu peludo está obeso, hay que ver si presenta grasa colgando de su abdomen, si no se logra ver su silueta y no se palpan con facilidad sus costillas, es necesario tomar medidas preguntando a nuestro veterinario y empezando con un buen plan nutricional. Por desgracia,  la obesidad afecta a casi 6 de cada 10 canes, y a 5 de cada 10 mininos.

Nuestros peludos, especialmente perros y gatos, también son víctimas del sobrepeso debido a una mala alimentación y costumbres, normalmente relacionado con los malos hábitos de sus dueños, en estos casos podemos decir abiertamente que de tal palo, tal astilla. De hecho, un estudio realizado por un grupo de investigadores, pertenecientes a la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, establece una relación directa entre la obesidad que padecen los dueños y la que sufren sus mascotas. Según este estudio, el 40% de los perros y gatos sufren sobrepeso, los perros con dueños obesos tienen hasta cinco veces más riesgo de padecer esta enfermedad.

 

Los factores que lo provocan son:

Usar la comida como sistema de recompensas, habitualmente este sistema se utiliza como método para calmar la ansiedad de nuestro peludo, por lo que lo asocian a cuestiones positivas y por tanto acaba convirtiéndose en algo más emocional que necesario. Hasta el 77% de dueños aseguran que su peludo se muestra agradecido cuando le alimentan y casi el 60% se siente bien cuando le da de comer. Esta actitud que al principio es inocente, puede llegar a causar problemas de obesidad en el futuro si no lo hacemos con responsabilidad.

También, si los dueños son sedentarios o no tienden a hacer ningún ejercicio físico, por lo general, mantienen a sus mascotas menos activas. Hasta el 40% de los casos de obesidad en mascotas se deben a la falta de ejercicio y a la sobrealimentación.

Además, las pautas incorrectas que mantienen los dueños, repercuten obviamente en las mascotas. Picar entre horas o dejarles comer nuestra comida, independientemente de lo que estemos comiendo, hacerlo por el simple hecho de que nuestra migo peludo lo pida, se pueden convertir en comportamientos peligrosos.

 

 

Tenemos que ser conscientes de que la salud de nuestros peludos depende de nosotros. Recomendamos estar bien informado sobre cuál sería su peso ideal, así como hablar con su veterinario para conocer la cantidad exacta de comida diaria recomendada para no pasarnos y llevar controlado su peso. Sobre todo recomendamos realizar paseos por la naturaleza o cualquier tipo de actividad que mantenga a nuestro peludo feliz, el contacto con el aire fresco y natural siempre ayuda. 

Recent Posts

Leave a Comment

0

Start typing and press Enter to search


Cada click que recibamos en nuestro aviso legal de cookies se convertirá automáticamente en una galletita de pienso que donaremos a los peludos de las protectoras participantes. Acción en colaboración con Bravery.