Qué hacer para que tu perro no pida en la mesa

 In Bravery, Filosofía Bravery, Perros, Tenencia responsable

A todos nos ha pasado alguna vez estar a punto de sentarnos a comer y encontrarnos con nuestro perro al lado de la mesa, pidiéndote con la mirada que les comida de tu plato y preparado para coger cualquier cosa que pueda caer al suelo.

Pero tal vez no sabes que, mientras estás comiendo y tu perro está a unos centímetros de ti y de tu comida, está sufriendo. Sufre porque tu comida es mucho más apetecible que la suya, porque le permites estar muy cerca de ella pero no comérsela y porque un perro (casi) nunca va a decir que no si se trata de comida. Todo esto tiene una explicación lógica, y es que sus antepasados los lobos comían siempre que se podía y había comida, ya que no sabían cuándo volvería a haber. Supervivencia pura.

Aquí van algunos consejos para evitar que tu perro pida comida cuándo estás en la mesa:

1- No le des nada de tu comida: Si desde cachorro le acostumbramos a comer sólo su pienso y nunca le damos de nuestra comida, el deseo por comerla será menor. Aunque esto es difícil y casi imposible de cumplir, intenta en la medida de lo posible que cuándo tu perro reciba comida de humanos no sea directamente desde la mesa para que no se acostumbre a este acto.

2- Haz que tenga su propio sitio a la hora de comer: Prepara un sitio para él sin necesidad de dejarlo en otra habitación alejado de vosotros mientras coméis pero lo suficientemente lejos para que no pida en la mesa. Puede ser su cama, el sofá o un rinconcito en el suelo. Lo ideal es enseñarle la orden «a tu sitio», que podrás reforzar con alguna chuche cuando acabes de comer y no se haya movido de ahí. Con el tiempo lo habrá interiorizado y no será necesario darle una recompensa después de cada comida. Lo importante es que no le permitas estar en los alrededores de la mesa a la hora de comer.

3- Dale de comer antes de que llegue tu hora de comer: Lo más recomendable es que tenga horarios de comida y siempre coma a la misma hora. No todos los perros comen tres veces al día ni en los mismos horarios, pero si el horario de tu perro coincide con el tuyo, lo más práctico es que le des de comer antes de que comas tú y seguro que disminuirá la probabilidad de que pida en la mesa.

 

Esperamos que con estos consejos tu peludo este más relajado a la hora de comer y como siempre afianzar y mejorar vuestra relación, confianza y respeto mutuo.

Recent Posts
0

Start typing and press Enter to search

Política de cookies


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información en la Política de cookies.